Fomentar la equidad de género en la empresa SÍ es posible.

Las mujeres son la mitad de la población del mundo. Según el WEF, “el desarrollo del género femenino influye considerablemente en el futuro económico de los países y empresas en cualquier parte del planeta”, sin embargo, aún en países como México, las mujeres ocupan menos del 5% de los puestos de las Juntas directivas de las firmas que cotizan en la Bolsa Mexicana. En el caso de Panamá, según la OCDE las mujeres ocupan el 14% de los puestos directivos, una cifra que también es muy baja (1).

¿Qué se está trabajando desde las alianzas público privadas? ¿Cómo las empresas pueden promover la equidad de género?

María Fernandez, especialista de género del PNUD, nos comentó acerca del Programa de Certificación a empresas en Sistemas de Gestión con Igualdad de Género,  una iniciativa que nace con el objetivo de establecer y alcanzar estándares que empoderen a las mujeres en las organizaciones. El programa se desarrolla en países como México y Chile desde 2007. “En estos más de 10 años se ha extendido por toda la región de América Latina y el Caribe y, más recientemente, a países de África, Asia y Europa del Este. Las empresas que culminan con éxito el programa, reciben el Sello de Igualdad de Género”, agregó.

“Actualmente, en Panamá, el proyecto está siendo implementado bajo el liderazgo del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, en alianza con el Instituto Nacional de la Mujer y el Ministerio de Comercio e Industria, y su fin es contribuir a cerrar las brechas de género en el mundo del trabajo. El Programa certifica a empresas que reducen las desigualdades entre sus trabajadores y trabajadoras, y que cumplen con los requisitos establecidos en la norma país, creando condiciones más igualitarias para hombres y mujeres”, señaló Fernandez.

El Sello de Igualdad de Género establece una asociación dinámica entre el sector privado, las instituciones gubernamentales y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, y es un programa concreto para que el sector privado contribuya a La Agenda de Desarrollo Sostenible 2030, en particular a los Objetivos de Desarrollo Sostenible 5 de Igualdad de Género y 8 de Trabajo Decente y Crecimiento Económico, al transformar la cultura organizacional y los sistemas de gestión internos para lograr la igualdad de género y el desarrollo sostenible.

De la teoría a la práctica…

La especialista nos comparte algunas recomendaciones para fomentar la equidad de género al interior de las organizaciones:

  • Implementar políticas que mejoren el balance entre el trabajo y la vida personal.
  • Adoptar la equidad de género como un principios corporativo.
  • Elaborar políticas  y protocolos para la prevención y sanción del acoso en el lugar de trabajo.
  • Generar una cultura de respeto y reconocimiento hacia el trabajo de las mujeres.
  • Aumentar el número de mujeres en cargos directivos y empoderar su rol, asignándoles puestos clave para la toma de decisiones.
  • Aumentar y fortalecer los roles de las mujeres en los sectores más dinámicos de la economía.
  • Eliminar la brecha salarial.
  • Contratar y preparar a mujeres en sectores históricamente masculinos, como son la industria de la construcción y la minería.
  • Asesorar a mujeres para asegurar un desarrollo exitoso de sus carreras profesionales.
  • Adoptar estrategias para el balance entre el trabajo y la vida personal como son los horarios flexibles, el trabajo desde casa y períodos extendidos de licencias por paternidad/maternidad.
  • Establecer campañas de comunicación de cero tolerancia a la violencia de género.
  • Crear política de comunicación no sexista tanto a nivel interno como a  externo de la empresa.

Agrademos a PNUD por su participación en nuestro Blog.

  (1) Estudio realizado por la Asociación de Mujeres Directoras Corporativas de Panamá.

You Might Also Like
Deja un comentario