Aprende a hacer un ejercicio de materialidad y orienta tu estrategia de sostenibilidad con esta herramienta

La materialidad es un concepto que en materia de RSE y sostenibilidad ha adquirido mucho interés en los últimos años, porque es uno de los requisitos fundamentales para la elaboración de informes o memorias de sostenibilidad marco GRI, pero, sobre todo, porque es una herramienta muy útil para la orientación de la estrategia de RSE de la empresa y para la toma de decisiones estratégicas.

Pero ¿cómo se desarrolla un buen análisis de materialidad? Pues vamos a empezar por el principio; comencemos por entender de manera sencilla qué es.

El concepto de “Materialidad” o “Importancia Relativa” ha sido utilizado desde hace mucho tiempo en el ámbito contable. Desde esta perspectiva económica la materialidad es “el grado de influencia que ejerce una cuenta o grupo de cuentas en la toma de decisiones” de una organización. Según Robecosam “La materialidad financiera se refiere a cualquier factor que pueda tener un impacto inmediato o futuro en los generadores de valor, la posición competitiva, y por tanto, la creación de valor a largo plazo de los accionistas de las compañías”.

Y si hacemos una reflexión de este concepto desde el punto de vista de la sostenibilidad o la RSE, esta definición no varía mucho. Parafraseando, podemos decir que “se trata del grado de influencia que ejerce un tema o grupo de temas en la toma de decisiones”, lo relevante radica en qué es importante, cómo de importante y para quién  “la materialidad se refiere a cualquier tema relacionado con la estrategia de la empresa que pueda tener un impacto inmediato o futuro en los generadores de valor, la posición competitiva, y por tanto, la creación de valor a largo plazo para cualquier grupo de interés de la compañía”.

La materialidad hace referencia a los temas de la estrategia de la organización que son más relevantes para los grupos de interés que se relacionan con la misma. Nos permite reconocer los temas más relevantes para la empresa/organización en materia de RSE y enfatizar el desarrollo de acciones en estos temas en función de su contexto y sus grupos de interés, su tamaño, su sector de actividad y los impactos más relevantes en materia económica, social y ambiental.

Se trata de un ejercicio de clasificación de los asuntos estratégicos para la organización a través de un proceso de identificación, priorización y validación de los mismos con los grupos de interés. Es decir, a través de los resultados de la matriz de materialidad podemos saber:

  • Qué temas son relevantes (what)
  • Para quién son relevantes (who to)
  • Y cómo de relevantes son (how to)

 

Pero bien, ¿cuáles son los pasos para hacer un análisis de materialidad completo y bien hecho? A continuación te los presentamos:

  1. Análisis y benchmarking de los temas más relevantes en el sector.
  2. Análisis de los temas más relevantes en el contexto regional/nacional.
  3. Análisis del mapa de riesgos para la sostenibilidad de la organización.
  4. Definición de los asuntos relevantes y temas estratégicos.
  5. Desarrollo de la herramienta de consulta y validación con los grupos de interés.
  6. Cruce de los temas estratégicos para los grupos de interés con los drives del negocio.
  7. Definición de la matriz de temas materiales.

Conociendo estos temas materiales para la organización, podemos:

  • Enfocar los esfuerzos hacia los temas más estratégicos.
  • Tener un diálogo con nuestros grupos de interés acerca de la estrategia de la organización, comprometernos y comprometerlos.
  • Conocer e identificar las buenas prácticas qué están haciendo las empresas de nuestro sector o entorno en ciertos temas para replicarlas y acortar la curva de aprendizaje.

Algunas fuentes de interés:

https://diarioresponsable.com/opinion/16857-gri-g4-ique-es-importante-y-ipara-quien-materialidad-y-grupos-de-interes-dos-caras-de-una-misma-moneda

http://esglobal.com/es/sustainability-strategy/59-sustainability-strategy

You Might Also Like
Deja un comentario